Comienza la Jornada Internacional TGN Smart Heritage City

El Congreso Smart Heritage City ha dado comienzo con la primera de las cinco ponencias que se celebraran durante esta jornada. En concreto, la primera de las mesas ha ahondado en la Tecnología, Gestión e investigación del Patrimonio. En ella han intervenido cuatro ponentes.

 

  • Xavier Massa, Public Sector Sales y Operations Director en CISCO Systems
  • Carme Miró i Alaix, Responsable del Plan Barcino y del Departamento de Documentación del Servicio de Arqueología de Barcelona
  • Juan Carlos Prieto, Director de la Fundación Santa María La Real
  • Angel Díaz, Presidente de Advanced Leisure Services y Director del proyecto ‘Palau Moja, The Catalan Heritage House’ de Barcelona.

 

Xavier Massa ha sido el primer ponente en participar.

Este ‘póker’ de ponentes han aportado su visión en la materia. Massa sugiere que la digitalización “requiere que los líderes de la ciudad reconsideren cómo opean sus agencias, e interoperan para mantener las infaestructuras de la ciudad y brindar servicios a los ciudadanos de manera eficiente”.

Carme Miró ha dado su visión arqueológica del patrimonio cultural

Des de su óptica arqueológica, Miró asegura que el patrimonio arqueológico “es un bien cultural sometido a riesgos, ya que a menudo se trata de patrimonio desconocido hasta su localización, evaluación, documentación, investigación, difusión y protección. La ponente presenta el proyecto SmartBarcino, que propone una creación arqueológica municipal en un entorno de SIG.

Juan Carlos Prieto, durante su ponencia.

Juan Carlos Prieto recuerda que hasta hace pocos años la tecnología no se empleaba estratégicamente en el sector del Patrimonio Cultural. Actualmente el sector está protagonizando un cambio estratégico al incorporar las nuevas tecnologías y garantizar la conservación y mejorar la gestión en base al conocimiento exhaustivo del bien cultural y de la realidad que lo rodea.

En primer plano, Ángel Díaz, cerrando la mesa.

Finalmente, Ángel Díaz presenta al caso de Palau Moja, que se ha convertido en el principal Visitor Center de la ciudad de Barcelona, y en un referente para los visitantes de La Rambla, todo en un entorno virtual en 360 grados. A través de la integración tecnológica, la sostenibilidad y la adaptación a las necesidades del visitante, tiene la ambición de convertirse en un modelo para la promoción del patrimonio y la cultural de destino Catalunya.